El restaurante Celler Ca’n Ripoll está situado en el centro de Inca y es un edificio de patrimonio nacional que empezó siendo una bodega de vino en el año 1768. Al principio, obreros de Inca venían aquí para tomarse una copa y para llenar sus jarras de vino. Después, a mediados de 1940, el ‘celler’ empezó a servir también comida.

Hoy en día, Celler Ca’n Ripoll, que ha pertenecido a la familia Gual desde hace mas de 30 años, proporciona comida tradicional mallorquina en un ambiente histórico y encantador, donde los clientes se ven rodeados de las originales barricas de vino y el techo alto de la bodega.

Detrás del restaurante hay una bonita terraza ajardinada para pasar una velada tranquila durante los meses de verano. Además, el local dispone de varias salas privadas para celebrar cualquier ocasión especial. Los aficionados al ciclismo pueden estar tranquilos ya que hay un sitio seguro donde dejar las bicicletas mientras que disfrutan de una buena comida.